Vigilaremos escrupulosamente la reapertura autorizada de empresas: STPS

El operativo extraordinario de inspecciones laborales se mantendrá activo, ahora se enfocará en verificar que la reapertura de centros de trabajo sea con las medidas adecuadas.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reiteró que seguirán de cerca el proceso de reapertura de empresas, con inspecciones escrupulosas y aleatorias para verificar que el ejercicio se realice conforme a las medidas exigidas por las autoridades federales.

“¿Qué es lo que sigue? Lo que sigue es que la Secretaría del Trabajo va a estar muy cerca del proceso de reapertura, vigilando escrupulosamente y aleatoriamente que las empresas que van a empezar a abrir paulatinamente, conforme lo autorice la autoridad sanitaria, lo hagan con apego irrestricto a la normatividad”, expresó Alejandro Salafranca Vázquez, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS

El funcionario detalló que conforme avance el proceso de reactivación económica tras la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19), las inspecciones irán cambiando de foco, para pasar de supervisar que las empresas no esenciales estén cerradas, a inspecciones que ayuden a constatar que las empresas esenciales que reabrirán sus puertas cumplan con las disposiciones federales.

“En estos próximos 20 días, mes y medio, iremos transitando más a las inspecciones en materia de seguridad y salud en el trabajo de las esenciales. Lo que hemos hecho en los dos meses anteriores es centrarnos en que cierren las empresas no esenciales”, explicó en el marco del webinar El nuevo modelo de inspección laboral.

Las secretarías de Economía y de Trabajo difundieron este lunes los Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral que establecen los aspectos que deben implementar las empresas de las industrias automotriz, minera y de la construcción que han sido consideradas esenciales para poder reabrir sus centros de trabajo.

Alejandro Salafranca recordó que los trabajadores pueden hacer denuncias anónimas si consideran que la empresas está incumpliendo con las medidas de seguridad e higiene adecuadas. Sólo basta con explicar la inconsistencia que percibe el empleado y la dirección del centro del trabajo, resaltó el funcionario. Las denuncias se pueden hacer al correo electrónico inspeccionfederal@stps.gob.mx.

“Vamos a la empresa y comprobamos si lo denunciado tiene sustento o no. Hay veces que lo deunciado, además, es como la punta de un iceberg, vamos en busca de una cosa que nos denunciaron y encontramos 20 más. Hay otras casos en que se desestima. Es decir, que lo denunciado no tiene el sustento”, detalló.

Avances importantes

Alejandro Salafranca Vázquez recordó que la Secretaría del Trabajo inició un operativo extraordinario de inspecciones —el cual sigue activo— para verificar que las empresas no esenciales se encuentren cerradas, mientras que las esenciales cumplan con las medidas se seguridad y salud en el trabajo establecidas en la normatividad vigente y la emitidas por las autoridades sanitarias. Entre abril y mayo la STPS realizó cerca de 4,000 de estas inspecciones de verificación.

La mayoría de las empresas no esenciales ha cumplido con el cierre temporal y en un porcentaje bajo se han resistido a suspender actividades. En ese sentido, el funcionario acotó que entre el 5 y 7% de los negocios comprobó su actividad esencial para seguir operando. Pero un 10% de los negocios no esenciales, que a pesar del exhorto se negó a bajar cortinas, fueron denunciados ante la autoridades sanitarias —con la facultad de clausurarlos— e incluso ante el Ministerio Público cuando la inspección se ha impedido por completo.

“Hemos ido a las empresas por varias vías, la primera ha sido por denuncias. Se han recibido miles de denuncias en el sentido de trabajadores, sindicatos, empresas, empresarios, ciudadanos, vecinos que denuncian que una empresa no esencial sigue trabajando o, que una empresa esencial no cumple con las medidas de seguridad en este tema”, apuntó.

Inspecciones y la obligación patronal

Adrián Castillo, asociado del despacho De la Vega & Martínez Rojas Abogados, explicó que las inspecciones extraordinarias no requieren de un aviso previo y el desahogo se realiza en el mismo momento en el que el inspector acude al centro de trabajo. En ese sentido, recordó que las empresas no pueden negarse a realizar el mecanismo de inspección, pero sí tienen derecho a grabar el proceso y comprobar, por seguridad, que los inspectores están acreditados por la Secretaría del Trabajo.

El abogado laboralista explicó que la reapertura de un negocio clausurado por no acatar las medidas establecidas en los decretos emitidos por las autoridades sanitarias son complicadas, porque es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) la encargada de realizar la clausura del negocio. Además, debido a la suspensión de actividades administrativas, es casi imposible que la empresa se defienda del cierre.

“Por eso es que es tan importante que no te clausuren, que tengas todo en regla para que no te puedan cerrar. Porque si te cierran, no hay cómo, hoy en día, tener los medios jurídicos para abrir, por eso es tan importante que no clausuren. Si no eres esencial, nuestro consejo es: solito cierra. La autoridad laboral está muy flexible en ese aspecto, donde si vieron que no eres esencial, te van a pedir de la manera más atenta que cierres la operación”, expuso en el marco del taller virtual Manejo efectivo de inspecciones laborales en el marco de la contingencia sanitaria, organizado por la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Nota publicada en Factor Capital Humano, sección Leyes y Gobierno por Gerardo Hernández