Firmas, sin brújula ante nuevas reglas laborales: expertos

Nota publicada en El Economista, sección Empresas por María del Pilar Martínez.
Lea la nota en su fuente original

Las empresas, sobre todo exportadoras, deben diseñar estrategias de cumplimiento para no enfrentar acusaciones.

 

A pesar de los mensajes que han llegado a nuestro país, como el informe preliminar sobre el cumplimiento en la implementación de la reforma laboral, la queja que busca interponer la AFL-CIO por incumplimiento de la legislación laboral de cuando menos una empresa en México, y el interés del Comité de Comercio en los temas laborales, las empresas en México no están respondiendo de manera eficaz a los nuevos requerimientos.

Especialistas ven con preocupación que los anuncios respecto a cómo Estados Unidos da puntual seguimiento al cumplimiento de las leyes laborales en nuestro país, no sean señales de que tienen que trabajar en estrategias puntuales; pues “muchas veces piensan mantener el esquema como está hasta el día de hoy y esperar a ver qué pasa, pero si se está dentro de este nuevo bloque de empresas dedicadas a la exportación creo que tienen que estar ya ahorita estar trabajando en la estrategia y en la implementación, de lo contrario, serán materia de impugnación por parte de estos sindicatos americanos”, afirmó el especialista en materia internacional laboral, Óscar de la Vega, de la firma D&M Abogados.

Añadió que “ya perdimos la soberanía en materia laboral, todo va a depender, sobre todo de las empresas exportadoras; tienen que estar preocupados de este tema, (…) sí deben atender las nuevas reglas en materia laboral”.

Otro de los aspectos que preocupa en México es el hecho de que la nueva ley laboral no contempla mecanismos de vigilancia para la legitimación de contratos colectivos, ya que 90% de éstos fueron calificados como de protección.

Alfonso Bouzas, coordinador del Observatorio Laboral, expuso que “mi preocupación es que en una de esas terminan legitimando el 90% de los contratos de protección porque no hay un mecanismo de vigilancia”.

Expuso que, esa es una debilidad que fue detectada por los observadores americanos quienes a finales de diciembre publicaron un pre informe que sirve a los congresistas para tomar acciones.

“Está claro que en México los sindicatos corporativos no van a entregar la plata generosamente y desde los primeros pasos que se dieron en la instrumentación, quienes empezaron a mover sus contratos fueron, sobre todo la CROC y la CTM; organizaciones corporativas que siempre han utilizado los vacíos legales”, agregó Bouzas.

Los especialistas mexicanos expusieron que la administración de las relaciones laborales tiene que cambiar 180 grados, “o (las empresas) tienen un sindicato fuerte, independiente, representativo o mejor que se salgan del ‘sindicato de chocolate’ porque van a ser sorprendidas infraganti por estos procesos que vamos a empezar a ver en contra de México.