Legitiman menos en retail y automotriz

Nota publicada el 3 de mayo en Reforma, sección Negocios por Verónica Gascón.

Compartir

Los sectores automotriz y autopartes, retail y consumo masivo de alimentos y bebidas, fueron los que tuvieron el mayor número de contratos colectivos de trabajo que no pasaron la prueba de la legitimación, según un análisis de la firma De la Vega & Martínez Rojas.

Hasta abril de 2023, eran 244 contratos colectivos los que se terminaron como resultado de un proceso de votación negativa de los trabajadores.

En el sector automotriz y maquilador, las terminaciones de contratos colectivos en eventos de legitimación fallida han obedecido a la presión de sindicatos independientes, afirmó Blanya Correal, asesora del despacho De la Vega & Martínez Rojas.

“Lo que pasó en el sector automotriz, autopartero y maquilador, lo que estamos viendo es un fenómeno de impacto de los sindicatos independientes. Casos como General Motors, o todo lo que vivimos en la maquila en el norte, matamoros o Tamaulipas, han generado una tendencia, en la cual el trabajador está empezando a entender el poder que tiene su voto”, opinó.

Por otro lado, en empresas de retail y algunas de consumo masivo, este resultado se da porque hay poca tradición sindical, siendo un sector dominado por los sindicatos blancos.

Dijo que retail es el segundo sector con más legitimaciones de contratos fallidas.

Por otra parte, en los sectores de metales y materias primas por un lado, y por el otro el sector hotelero hay un claro cansancio de los trabajadores con sus sindicatos y la necesidad de renovar su representación colectiva, según el análisis.

“La tercera tendencia la vemos en sectores como el hotelero, que hay legitimaciones fallidas, donde vimos un cansancio en los trabajadores por el sindicalismo que tradicionalmente los acompaña. Lo que se ve es un hartazgo de los trabajadores sobre sus representaciones y una necesidad de cambio clara”, advirtió Correal.

La especialista dijo que la razón por la cual hay un reducido número de legitimaciones fallidas, (244 frente a más de 17 mil que se legitimaron) es porque los sindicatos que realizaron el proceso de validación de contratos lo hicieron porque tenían la certeza de que lograrían pasar esta prueba.

“Los que se lanzaron a legitimar iban con una cierta certeza de que lo podían lograr, los que no se lanzaron sabían que los trabajadores no estaban preparados para asumir este esquema de representación colectiva”, señaló.

Artículos relacionados

Noticia del día

Nearshoring y sus desafíos laborales

Los años posteriores a la implementación de la reforma laboral en México están siendo los de mayor crecimiento industrial por cuenta de la inversión extranjera.