Tienen empleados bancarios utilidades de ensueño

Nota publicada el 18 de abril en El Universal, sección Cartera por Redacción.

Compartir

Ganancias récord por alza en tasas de interés y la reforma que eliminó el outsourcing en México son factores que generarán una participación destacada de los trabajadores bancarios sobre las utilidades del ejercicio 2022 de los grupos en que laboran, anticipan especialistas.

El analista laboral y docente de la UAM Azcapotzalco, Manuel Fuentes, explicó que muchos trabajadores del sector bancario conocen por primera vez el reparto de utilidades.

“Lo que habrá que ver ahora en este escenario es cuál será la proporción, pero el hecho de que pueda haber proporción de niveles de un mes, dos meses de salario, será buena noticia para los trabajadores”, detalló.

El aumento en el reparto de utilidades y un mayor beneficio a los empleados bancarios se presentó desde el año pasado.

Por ejemplo, Banorte reportó por este concepto un total de 772 millones de pesos al cierre del primer semestre de 2022, es decir, un aumento de 151% respecto al mismo periodo del año previo, mismo que tuvo impacto en sus erogaciones no financieras.

“En la comparativa semestral, el gasto se expande 7%, a pesar de las presiones inflacionarias, evidenciando una importante contención a nivel institucional”, dice el reporte financiero de la firma correspondiente al segundo trimestre de 2022.

“La expansión contra el primer semestre obedece a mayor Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la empresa (PTU), derivado del cambio en metodología por la reforma laboral”, agregó.

En su caso, CitiBanamex recalcó que, como cada año, pagará las utilidades correspondientes a sus colaboradores.

“CitiBanamex es la institución financiera que con más tradición y consistencia ofrece el reparto de utilidades más alto, representando más de 50% de este pago en la industria”, dijo el cuarto grupo financiero más grande del país.

Cabe recordar que en 2022 los 51 bancos que operan en México alcanzaron utilidades por 236 mil millones de pesos, un incremento de 30% anual, luego de favorecerse de las elevadas tasas de interés y un buen comportamiento del crédito en el país.

Esa tendencia se ha mantenido al arranque de 2023. A febrero, la CNBV reportó que las instituciones alcanzaron ganancias por 43 mil 266 millones de pesos, un aumento de 19.1% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Antes de la puesta en marcha de la reforma al outsourcing en 2021, más de 40% de los empleados de los bancos operaban bajo ese esquema de tercerización, lo cual limitaba las prestaciones recibidas por parte de las instituciones financieras.

Al cierre de febrero pasado, la CNBV reportó 234 mil 342 empleados contratados por los bancos, es decir, 9 mil 756 puestos más que en el mismo mes del año previo. En tanto, están registrados 30 mil 772 trabajadores contratados por un tercero.

Prevén jugoso reparto a los empleados bancarios

De acuerdo con Óscar de la Vega, socio director de la firma de servicios legales en materia laboral De la Vega & Martínez Rojas, a partir de la eliminación del outsourcing las empresas han tenido que reorganizar sus operaciones en México.

Lo anterior obligó a los bancos a transferir al personal a contratación directa, lo cual ha provocado la homologación de prestaciones y un sentido de permanencia por los trabajadores hacia las instituciones financieras.

“El más importante es el tema del PTU. Las instituciones han tenido buenos resultados en 2022, por lo que tendrán que repartir utilidades”, dijo.

“Sin embargo, durante la negociación que hubo con el sector empresarial se adiciona un tope, que establece en el pago del PTU de tres meses de salario o el promedio de tres años que hayan generado los trabajadores”.

Fuentes recordó que, en los trabajadores bancarios, el tema sindical es limitado, al no tener una contratación colectiva que los ayude para un mejor reparto de esta utilidad.

Artículos relacionados

Noticia del día

Alza al mínimo pauta demandas de aumentos salariales de doble dígito

A partir del aumento a los salarios mínimos de 20% para este año se registró un efecto en la demanda de las organizaciones sindicales, que al cierre de 2023 llegó al 11.6% de incremento, tendencia que difícilmente se revertirá, revela un reporte del despacho laboral De la Vega & Martínez Rojas.

Noticia del día

¿Qué pasa después de la huelga?

“El gran desafío que hoy vivimos en México tiene que ver con la concepción romántica que pueden llegar a tener los colaboradores sobre la huelga, pues en medio de las arengas sindicales se pueden destruir las posibilidades económicas de todos, incluso de los trabajadores mismos”.